Puertas con mucha luz

Puerta con mucha luz.

Aunque las puertas correderas de cristal se utilizan principalmente en oficinas y espacios públicos, poco a poco se van ganando un espacio en nuestros hogares debido a sus ventajas innegables.

Se ven a menudo en cocinas y terrazas ya que además garantizan la privacidad puesto que pueden impedir que se vea el interior de las habitaciones sin restarles claridad.

Algunas de las ventajas que presentan son:

Ocupan poco espacio: Al abrirse para los lados pero no necesitar una doble pared que las oculte no necesitan un gran espacio. Se pueden colocar en cualquier entrada, aunque encajan mucho mejor en cocinas, despensas o tendederos.

Este tipo de puertas resultan menos útiles para dormitorios, debido a que estas habitaciones precisan de la oscuridad durante la noche.

También pueden resultar algo más complicadas para el aislamiento térmico al no estar ancladas al suelo.

Tampoco son recomendables para baños ya que al no quedar totalmente selladas pueden permitir la salida del vapor de agua, creando algún problema de humedad.

Son fáciles de instalar: Su instalación es muy sencilla y gracias a los nuevos materiales con los que se realizan no resultan pesadas, por lo que se pueden mover con gran facilidad. Este era uno de los inconvenientes de las antiguas puertas de cristal.

Sus anclajes son también mucho mejores, por lo que no se averían cada poco tiempo siendo necesario llamar a un cerrajero o al instalador para que desatascara la puerta.

Esto era un serio inconveniente en modelos antiguos, sobre todo cuando el atasco se producía con la puerta cerrada impidiendo el paso a la habitación.

Permiten el paso de la luz: Esta es una de sus características principales. Por eso se solicitan tanto para cocinas y tendederos, porque dejan pasar los rayos de luz y permiten que aunque se realice una división en la cocina para tener una zona de lavadero, esta no se vuelva oscura.

Muchas de estas separaciones se realizan en aluminio y tienen ya una gran parte de cristal, por lo que se puede optar por cristales con dibujo a juego con la puerta para crear un efecto mucho más decorativo en la cocina.

En lugar de un panel de cristal, tendremos una pared traslúcida decorada que puede ser una parte importante en la decoración de la cocina, en lugar de un elemento que tratemos de esconder.

Son muy higiénicas: En la cocina uno de los principales problemas es la grasa. En las puertas de madera tradicionales, el uso de limpiadores para la grasa acaba comiéndose el barniz y estropeándolas.

Las puertas de cristal se pueden fregar muy fácilmente y se mantienen impecables durante mucho más tiempo sin tener que realizar ningún tipo de mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *