Diseño de cocinas.

diseño de cocina con isla Las 3 fases para el planteamiento de una cocina. 

  • Cogiendo medidas  y visualizando la posición de las puertas y de las ventanas.

  • Trabajando sobre plano para definir todas las aplicaciones, y los armarios.

  • Decidir exactamente donde se colocarán todos los servicios de abastecimiento de la misma (electricidad, agua, drenes). A partir de este punto en adelante tiene que ver con el planeamiento de la estancia. La base fundamental  es mantenerla simple y acordarse de que la cocina es uno de los factores clave  principales  de comercialización para una vivienda. La principal actividad en la  cocina se reconoce generalmente como preparación de los alimentos, cocinado y servicio, y finalmente lavado. Cada zona de cada una de estas actividades necesita incluir una serie de servicios requeridos para esa actividad, también dichas zonas necesitarán del espacio de almacenaje para el menaje de la misma, (cubertería, platos, ingredientes etc. requeridos para cada una de las tareas que vayamos a ejecutar.

    Las disposiciones básicas son:

    Una de las disposiciones básicas es el pasillo. Se trata de un área larga y  bastante estrecha con una puerta en cada lado del mismo, la verdad es que tienes poca opción a excepción de dos hileras que hacen frente de los servicios  y de las unidades de despensa. Al menos deben de tener un mínimo de 1200 milímetros entre dos hileras para un paso acolchado  por el pasillo y permitir el acceso lo suficientemente holgado  a las aplicaciones de carga. En estancias estrechas, las guarniciones pueden necesitar ser restringidas a un lado de dicha estancia. 

    Otra de las disposiciones básicas es  en forma de L. Ésta es asidua a ser una de las mejores  soluciones donde una cocina puede caber evidentemente haciendo esquina. 

    Otra de las disposiciones básicas es la típica cocina con forma de «U». Esta disposición es tan conveniente que todas las áreas de utilidades están al alcance de todo. Seguramente sea la única opción para las estancias pequeñas o de tamaño reducido, aunque puede también ser utilizadas en un área de cocina que necesite ser amoldada en un extremo de una estancia un tanto más amplia. Como hemos comentado anteriormente en las disposiciones básicas de las cocinas en pasillo, también en la cocina con forma de U deberemos tener en cuenta los 1200 milímetros entre los lados paralelos de la U. 

    Y por último mentaremos las disposiciones básicas de la cocina en  Isla. A menudo se piensa en esta forma como en un lujo, la disposición en forma de isla necesita una estancia bastante amplia, que si dispusiésemos de dicha amplitud, esto realmente reduce la cantidad de pasos que se necesita hacer. También deberemos tener en cuenta la distancia de 1200mm entre la el formato de la isla y cualquier otro armario, elemento de la cocina u obstrucción.

Para crear un diseño de  una nueva disposición de la cocina  deberemos recordar que no hay fundamentos absolutos, a fin y al cabo se trata de un rediseño o una nueva creación. Lo primero que tenemos que ejercitar es la enumeración del suelo de la misma, contaremos todas los módulos que queramos montar en la pared de la cocina, barajar opciones de cuales aplicaciones son las más probables para incluirlas en cada módulo.

Algunas de las aplicaciones a incluir en los módulos de una cocina pueden ser el horno, extractor de humos, lavadora, lavavajillas, secadora, frigorífico y congelador.

La medición de la cocina a nivel del suelo a 900 milímetros del suelo, a continuación aplicaremos la medida la medida menor para sacar el plano del suelo. A continuación dibujaremos un plano a escala sobre un papel cuadricula , marcaremos en el mismo todos los servicios que existen antes de comenzar con la reforma de cocina, puntos como el del agua caliente, agua fría, drenajes, puntos eléctricos, puntos de gas, así como cualquier punto posible existente en las paredes. A continuación escribiremos el nombre de cada módulo que componga la cocina. Toda cocina debe contar al menos y estar diseccionadas en tres zonas de trabajo, siendo la primera la zona de preparación de los alimentos a cocina, una segunda zona será la de cocinado y la tercera y última zona imprescindible para cada cocina será la denominada zona de lavado de menaje. Dentro de cada área deben existir todas las aplicaciones imprescindibles y un área de trabajo conveniente seleccionada alrededor de la misma. Sobreponer las huellas a escala de las aplicaciones en su posición más acertada con respecto a la posición que haya entre todos los servicios. No deberemos preocuparnos si  necesitamos ampliar más servicios, con tan solo indicar nuestras necesidades los agregaremos. Otro factor que tenemos que tener en cuenta es la observación del área que nos queda libre entre las aplicaciones y tomar las decisiones de cuántas unidades necesitara o pueden caber. A continuación cortaremos las huellas del papel para dichas unidades.

También debemos observar si tenemos la bastante superficie superior en la zona de trabajo y alrededor de cada una de las zonas de trabajo puesto que muchas de las aplicaciones se clasifican para ajustarse a la superficie de trabajo, así que nunca debemos perder mucho. Otra de las cosas que hay que prevenir es la de evitar de tener superficies de trabajo de menos de 1 metro de largo. Si no pudiésemos afinar en todas las aplicaciones o módulos elegidos o diseñados la estancia estaría demasiado llena, deberíamos  tomar y valorar la opción de si se puede retroceder a poner cualquier aplicación en otro sitio, es decir mover la lavadora, secadora o congelador al trastero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *