3 grandes razones que te harán cambiar tu bañera por un plato de ducha

Plato ducha nuevo

El plato de ducha se ha convertido en una pieza esencial en la mayoría de baños modernos. Dejando a un lado las tendencias decorativas actuales, este elemento ofrece enormes ventajas frente a su principal competidor, la bañera. Si estás planeando una futura reforma de tu aseo, te interesa mucho seguir leyendo, ya que te vamos a contar todos los motivos por los que un plato de ducha es, con diferencia y sin ninguna duda, la mejor opción para tu lavabo.

¿Por qué el plato de ducha es mejor opción que la bañera?

Antes de entrar en cuestiones que afectan a tu baño y a ti directamente, nada mejor que un dato para reflejar la realidad, y es que dentro del sector de las reformas, cambiar la bañera por el plato de ducha es la más demandada en la actualidad. Esto no quiere decir que tengas que subirte al carro ganador y hacer lo que hace la mayoría de la gente porque sí. Como te hemos adelantado antes, hay razones más profundas que explican por qué el plato de ducha está tan de moda, y que seguro que te convencerán a ti también, aquí te las detallamos:

1. Es una reforma barata

El sector de la remodelación del interior de las viviendas suele estar asociado a grandes inversiones, pero en este caso, se trata de una obra muy económica. Además, si acudes a servicios de calidad low cost que ofrecen empresas como tratobarato, la reforma te acabará saliendo tirada de precio. Te recomendamos que hagas un estudio de mercado para encontrar la oferta que mejor se amolde a tu economía, pero en líneas generales instalar el plato de ducha es barato en lo que a dinero se refiere, y también a tiempo, ya que es una obra que no necesita una ejecución compleja ni nada por el estilo.

2. Acabarás ahorrando

Uno de los terrenos en los que el plato de ducha marca la diferencia con respecto a la bañera, y es que hay varios estudios de consumo que demuestran que la cantidad de agua que se gasta en uno y otro elemento es muy distinta. En efecto, en una bañera se acaba derrochando más agua de la necesaria, por lo que con un plato de ducha, gota a gota, acabarás ahorrando a final de mes. En definitiva, la obra acabará totalmente amortizada y beneficiarás al medio ambiente.

3. Gozarás de una mayor amplitud y comodidad

Que la amplitud sea la característica más buscada por los interioristas hoy por hoy no es casualidad. Gozar de espacios diáfanos y amplios ofrece una mayor comodidad al usuario, los beneficios son aún mayores para personas mayores, ya que las bañeras pueden suponer para ellos un alto riesgo de accidente. Pero las ventajas de un plato de ducha están dirigidas a todos los públicos. Tu aseo ganará mucho espacio (más aún si apuestas por puertas de cristal y/o correderas), lo que repercutirá directamente en tu confort, y sin tener que tirar ninguna pared para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *